.

Albert Rivera,

  • Azúa se escribe sin H

    félix_de_azúa

    No me extraña que Félix de Azúa, el que será investido miembro de la Real Academia de la Lengua el próximo domingo, sea noticia por recolocar en el mercado laboral a Ada Colau cuando ella no se lo ha pedido. La soberbia de los intelectuales frente a la gente que busca ser el adalid del cambio en este periodo convulso que nos ha tocado vivir es patente; por eso nos tienen entretenidos con estadísticas sobre cómo evoluciona la intención de voto caso de repetirse las elecciones: desde el trasvase de votos del PSOE a Podemos, si el primero pacta con Albert Rivera, a la abstención que favorecería al PP o el aumento de Ciudadanos. 

  • Coletazos de Tardofranquismo

    tardofranquismo

    Begoña Arnaldes Alonso

    Ardía Galicia al grito de la población esta semana. Ardía y se quebraba de Oeste a Este incluida Portugal, ese país colateral que nos ha acompañado a la sombra desde el inicio del milenio y cuya economía brilla a salvo de nuevos recortes económicos, como brilla nuestra exposición a los mismos mientras los líderes del gobierno del PP presumen al sol de recuperación económica y charlan en las tertulias del 155.

  • Cuestión de narices

    ciudadanos_cocaina_narices

    La coyuntura política actual, es decir, la precampaña y las elecciones a la vuelta de la esquina, traen de cabeza a los líderes políticos. Los programas de televisión se los rifan y ellos y ellas se pegan por salir en “prime time”, ya sea bailando o volando en globo. Se trata de venderse y  decir que todo va de narices, es decir, se trata de mentir y defenestrar al contrario por no haber sabido hacerlo, con lo fácil que es.

  • Desmontando a Albert Rivera

    albert_rivera_ciudadanos

    Cuando Adán entró en el Paraíso, defendió a capa y espada que crearía un país llamado Cataluña, donde sus ciutadans defenderían sus derechos por medio de su plataforma. Como en el  Paraíso todo el mundo va en bolas, le pareció conveniente anunciar la llegada de tiempos de esperanza como Dios le trajo al mundo. Hasta que apareció la mujer, que le tentó con la manzana del liberalismo y ambos procrearon para extender Ciudadanos por el mundo pariendo a Albert Rivera.

    El retoño Albert Rivera, apodado en casa como Ibex 35,  aprendió rápido: aspecto impecable, verborrea fácil,  carisma y una capacidad de engaño solo superada en su época por Felipe González, que convencía a todos en sus apariciones televisivas. Pero es normal en un país en el que la gente ve un cambio cuando le cambian de collar al perro. Marca blanca del PP, cedió a la tentación cuando Alicia Sánchez-Camacho le ofreció la manzana y los nazis de alrededor todo su cariño. Ciudadanos se extendería por la península a cambio de engañar a la gente con mensajes confusos sobre economía, aborto o derechos; ¡sorpresa! Un partido nuevo irrumpe en la arena política prometiendo acabar con las privatizaciones, sin populismos, sin coleta y humildemente. 

  • El cuento de la caperucita venezolana

    caperucita_tintori

    ¡Qué suerte tenemos con la sanidad española, a pesar del maltrato de las listas de espera! Cuando vemos que la familia se nos va por culpa de un sistema que le obliga a tener un seguro privado,  la gente es capaz de inventarse hasta el cuento de caperucita, que es lo que le ha pasado a Lilian Tintori, consorte de Leopoldo López, a la que no le han faltado arrestos para salvar a la abuelita con el dinero de…. Bueno, eso es lo de menos. 

  • El oportunismo de la posverdad

    albert_rivera_posverdad

    Urge una reforma educativa que pondere las diferentes asignaturas por su funcionalidad y utilidad en el mercado laboral, claman las instituciones. Dejando a un lado que la asignatura de Religión la han vendido como el bote de jabón en semana de oferta, estoy de acuerdo en que los informes de PISA son un tirón de orejas al nivel intelectual de la clase estudiantil, que definirá el sentido de su voto cuando lo ejerza escuchando sesudos discursos.    

  • Estable Arrimadas

    ines_arrimadas

    Begoña Arnaldes Alonso.

    Inés Arrimadas dispara con bala. La fácil operación matemática que cualquiera puede poner en práctica, sumar los parlamentarios resultantes de las elecciones catalanas, sería un mensaje objetivo y sin intenciones que le impediría activar la maquinaria de la manipulación. A pesar de su corta vida, Ciudadanos ha aprendido rápido de la estrategia del PP.

  • Salvados por Jordi Évole

    jordi_evole_ciudadanos_pp

    Cinco millones de audiencia; el dato más relevante de la noche del domingo. ¿Quién ganó el debate? Jordi  Évole. Va  a ser que al gobierno del PP le está saliendo el tiro por la culata y los programas soeces y de “voyeurs”, léase “Gran Hermano”, a pesar del esfuerzo que ponen, ya no atraen a la gente como la política. Solo había que llevarse a la audiencia al huerto y Jordi Évole se la llevó a un bar castizo donde la clientela hace lo mismo todos los días que Pablo Iglesias y Albert Rivera: hablar de cómo arreglaría el país. 

  • Ser feminista es de guarras

     

    Begoña Arnaldes Alonso.

    Las mujeres no tenemos libertad ni para prostituirnos. Esta reflexión que suena a tremendismo tiene una base social tan normalizada que inmediatamente provoca reacciones en su contra; es la estructura patriarcal la que responde. Si sueltas esta frase en una conversación con gente, cualquiera te contradice alegando que tu cuerpo es tuyo y nadie te obliga, exactamente la misma reflexión de los naranjas de Rivera defendiendo el altruismo de las mujeres que alquilan sus vientres. Como en todo, la culpa es “de las chicas”, no del sistema ni de la hegemonía machista y cristiana que las usa.

  • Sexo oral

    sexo_oral

    Estamos en la época en la que los políticos practican el sexo oral como forma de proporcionar   satisfacción ajena. Da igual lo que tengan en la boca, lo que importa es que, cuando lo suelten, hayan creado un ambiente de euforia  entre l@s oyentes. La antesala del  sexo oral  de nuestros políticos, no por ende ha sido más llevado a la práctica por hombres que por mujeres, han sido las discusiones de bar con los amigos; allí ninguno contaba la verdad sino lo que el otro quería oír, el cual le daba una palmadita porque su monólogo chabacano y vil le daba cien vueltas.Hoy reconozco que los políticos se superan con creces, pero es lo normal, ya que al igual que el amor dura cuatro años cual legislatura, si te interesa renovar, ahí es donde tienes que poner toda la carne en el asador. Curioso que la gente con mejor  apariencia y educación ligue con un lenguaje arrabalero y bajuno, intentando atraer a una relación escatológica a todo aquel dispuesto a creer que “nosotros no participamos en la guerra de Irak, la reconstruimos”

  • Venezuela, capital Madrid

    venezuela

    El divorcio entre la política y la ciudadanía queda patente cuando en  Idomeni  el voluntariado civil ha expuesto a los medios las inhumanas condiciones y el maltrato que sufre la población refugiada mientras Rivera desde Venezuela ha denunciado la vulneración de los derechos humanos.  No sé si será porque las víctimas del terrorismo no están ya de moda como en aquellos tiempos en los que las imágenes se prodigaban en los telediarios en torno a campañas electorales para engordar al político de turno con su desgracia, pero el que se llama representante de la nueva política ha dado la campanada cruzando el charco para defender a las víctimas de la Dictadura “de allí”.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información