Charlie Hebdo,

  • “Islamistas radicales entran en una redacción y matan al humorista”.  Nunca antes nos habíamos parecido tanto a esa  república presidencialista que es Francia. Alguno dirá que no es lo mismo entrar en la redacción del Charlie Hebdo  y matar humoristas que entrar en una redacción y tratar de meterlos en la cárcel. Dijo Karl Marx que la religión es el opio del pueblo y no le faltó razón.  Es la ideología más radical que persiste en el mundo entero, hasta el punto de cargarse, si hace falta, un sistema político legitimado en las urnas por no ser favorable a sus intereses. Con el PP, por lo menos hasta la época de Gallardón, aquéllos que profesan la religión católica han sentido que las tornas les eran favorables; cayó la reforma de la ley del aborto y dando gracias a que el divorcio está completamente normalizado en la sociedad española, que si hubiera podido ser…

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información