José Manuel Soria

  • Los griegos, por medido de Syriza,  han decidido entrar en el laboratorio y experimentar fórmulas nuevas en esta Europa nuestra que va a regazo de países como Islandia. Será por interés político o lejanía geográfica, los islandeses decidieron hace tiempo “no hacerse cargo de los cubatas que han tomado otros”, en referencia a la casta y limitarse a abonar su café. 

  • Alemania es tramposa, corrupta y neoliberal. Esto último ya lo sabíamos;  tanto meterse con el PIB de Grecia y llamarles tramposos por no devolver en forma de impuestos su astronómica deuda y resulta que gracias a los americanos descubrimos que en casa cuecen habas “a calderadas”. Pero no nos inquietemos, que, igual que los casos de corrupción en España, el escándalo en las emisiones de CO2 del grupo Wolkswagen es un hecho aislado.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información