.

Mónica Oriol,

  • No estamos acostumbrados a que los niños de este país se saquen a muy temprana edad las castañas del fuego. Entre tanto “ni-ni”, jóvenes buscando su primer empleo y emprendedores intentando levantar su empresa como si fuera una roca a la espalda, resulta que en este país nos sale un veinteañero pimpante, resuelto y con contactos y se le acusa como mínimo de atentar contra la seguridad del Estado. Ocurre que, dado el coeficiente intelectual de la juventud que muestran insistentemente los informes PISA, los jóvenes españoles no valen ni para ganarse el salario mínimo interprofesional que tanto le escandaliza a la presidenta del Círculo de Empresarios Mónica Oriol.

  • Por fin sabemos por qué España no levanta cabeza desde el punto de vista económico. La culpa no es de José Luis Rodríguez Zapatero ni de las políticas restrictivas de Ángela Merkel. Ha tenido que ser Juan Rosell, presidente de la CEOE, quien pusiera en la picota a l@s auténtic@s culpables del déficit de la balanza de pagos, de los intereses al rescate bancario y de la dilapidación de fondos públicos en forma de contrataciones irregulares y megalomanía de dirigentes políticos.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información