.

parques,

  • Enclavado en espacios naturales protegidos, el pueblo de Sopela  dejó de ser tal para convertirse en una pequeña urbe hace algo más de una década, con el auge del mercado inmobiliario. El pequeño municipio se convirtió en uno de los núcleos receptores  del “baby boom” de la década de los sesenta y setenta a causa de los altos precios de la vivienda en zonas como Getxo o Bilbao. Tanto es así que, según fuentes del Eustat, se refleja en azul el crecimiento en los últimos 10 años frente al mínimo movimiento demográfico del 2012. 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información