Valencia,

  • No me extraña que Félix de Azúa, el que será investido miembro de la Real Academia de la Lengua el próximo domingo, sea noticia por recolocar en el mercado laboral a Ada Colau cuando ella no se lo ha pedido. La soberbia de los intelectuales frente a la gente que busca ser el adalid del cambio en este periodo convulso que nos ha tocado vivir es patente; por eso nos tienen entretenidos con estadísticas sobre cómo evoluciona la intención de voto caso de repetirse las elecciones: desde el trasvase de votos del PSOE a Podemos, si el primero pacta con Albert Rivera, a la abstención que favorecería al PP o el aumento de Ciudadanos. 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información