.

Venezuela,

  • El cuento de la caperucita venezolana

    caperucita_tintori

    ¡Qué suerte tenemos con la sanidad española, a pesar del maltrato de las listas de espera! Cuando vemos que la familia se nos va por culpa de un sistema que le obliga a tener un seguro privado,  la gente es capaz de inventarse hasta el cuento de caperucita, que es lo que le ha pasado a Lilian Tintori, consorte de Leopoldo López, a la que no le han faltado arrestos para salvar a la abuelita con el dinero de…. Bueno, eso es lo de menos. 

  • El oportunismo de la posverdad

    albert_rivera_posverdad

    Urge una reforma educativa que pondere las diferentes asignaturas por su funcionalidad y utilidad en el mercado laboral, claman las instituciones. Dejando a un lado que la asignatura de Religión la han vendido como el bote de jabón en semana de oferta, estoy de acuerdo en que los informes de PISA son un tirón de orejas al nivel intelectual de la clase estudiantil, que definirá el sentido de su voto cuando lo ejerza escuchando sesudos discursos.    

  • Venezuela, capital Madrid

    venezuela

    El divorcio entre la política y la ciudadanía queda patente cuando en  Idomeni  el voluntariado civil ha expuesto a los medios las inhumanas condiciones y el maltrato que sufre la población refugiada mientras Rivera desde Venezuela ha denunciado la vulneración de los derechos humanos.  No sé si será porque las víctimas del terrorismo no están ya de moda como en aquellos tiempos en los que las imágenes se prodigaban en los telediarios en torno a campañas electorales para engordar al político de turno con su desgracia, pero el que se llama representante de la nueva política ha dado la campanada cruzando el charco para defender a las víctimas de la Dictadura “de allí”.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información