.

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Más dolorosa si cabe que la violencia de género en sus diversas manifestaciones es la utilización de las víctimas. El corte liberal del gobierno de M.Rajoy, que aprovechó la alarma social que...

Estable Arrimadas

Estable Arrimadas

Begoña Arnaldes Alonso. Inés Arrimadas dispara con bala. La fácil operación matemática que cualquiera puede poner en práctica, sumar los parlamentarios resultantes de las elecciones catalanas,...

El transcurso del tiempo para Felipe VI

El transcurso del tiempo para Felipe VI

Navidad con elecciones al Parlamento catalán en un día laborable;¡ todo un hito histórico en nuestro país! El discurso de Felipe VI dobló en audiencia al de pasadas ediciones, fue moderado y acabó...

Juana Rivas está en mi casa

Juana Rivas está en mi casa

  La última  vez que vi a mi madre con mi padre mis pies recorrían el pasillo de arriba abajo. Los gritos de mi padre  se confundían con los gritos de mi madre, que acabó metida en la cocina,...

El cura te bendice

El cura te bendice

Nunca ha estado la Iglesia católica a la cabeza de la vanguardia, ni siquiera cuando los conciertos de órgano de sus centros de reunión de fieles eran reproducciones y no con organista en directo....

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Para protestar contra las cotas de acogimiento de refugiados y las políticas de inmigración gubernamentales, Begoña Huarte y Mikel Zuloaga se desplazaron hasta Grecia con la intención de traer...

Renta básica, poder popular 

Renta básica, poder popular 

Begoña Arnaldes Alonso, Círculo de Sopela La renta básica siembra su germen en una sociedad que aún no está preparada para asimilarla, a pesar de que el terreno de abono se nutre de su propio...

Coletazos de Tardofranquismo

tardofranquismo

Begoña Arnaldes Alonso

Ardía Galicia al grito de la población esta semana. Ardía y se quebraba de Oeste a Este incluida Portugal, ese país colateral que nos ha acompañado a la sombra desde el inicio del milenio y cuya economía brilla a salvo de nuevos recortes económicos, como brilla nuestra exposición a los mismos mientras los líderes del gobierno del PP presumen al sol de recuperación económica y charlan en las tertulias del 155.

Juana Rivas está en mi casa

juana_rivas

 

La última  vez que vi a mi madre con mi padre mis pies recorrían el pasillo de arriba abajo. Los gritos de mi padre  se confundían con los gritos de mi madre, que acabó metida en la cocina, sentada en una silla, su único apoyo para soportar el mundo que se le venía encima: ¡mi padre está furioso! Lo sé porque a mí también me ha faltado ese apoyo y lo he buscado debajo de la cama, donde nadie me ve pero yo les intuyo; sin atreverme a respirar para que mi madre no se dé cuenta de que estoy tirado en el suelo cogiendo frío.

Begoña y Mikel siguen en Grecia

ongi_etorri_mikel_bego

Para protestar contra las cotas de acogimiento de refugiados y las políticas de inmigración gubernamentales, Begoña Huarte y Mikel Zuloaga se desplazaron hasta Grecia con la intención de traer inmigrantes que huyen de países en conflicto; tras su detención en Igoumenitsa, puerto de salida al mar Adriático se han sucedido las manifestaciones a favor del carácter humanitario de su acción, que no ha sido la única por parte de activistas en pro de los derechos humanos de los refugiados. 

Renta básica, poder popular 

renta_basica

Begoña Arnaldes Alonso, Círculo de Sopela

La renta básica siembra su germen en una sociedad que aún no está preparada para asimilarla, a pesar de que el terreno de abono se nutre de su propio tejido social. El actual rechazo que genera en parte de la población viene de la mano de la propiedad privada, representada por la clase oligárquica, cuyas teorías han creado una sociedad donde se refleja el interés finalista y la manipulación para transmitir que la posibilidad de una renta que pertenezca, por el mero hecho de ser persona, no sea viable. La extensión popular de los privilegios de la élite acabó en nuestro país con la derrota de la II República y de la popularización del derecho a una vida digna, vivienda y trabajo. Pero, ¿y si fuera factible?

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información