.

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Más dolorosa si cabe que la violencia de género en sus diversas manifestaciones es la utilización de las víctimas. El corte liberal del gobierno de M.Rajoy, que aprovechó la alarma social que...

Estable Arrimadas

Estable Arrimadas

Begoña Arnaldes Alonso. Inés Arrimadas dispara con bala. La fácil operación matemática que cualquiera puede poner en práctica, sumar los parlamentarios resultantes de las elecciones catalanas,...

El transcurso del tiempo para Felipe VI

El transcurso del tiempo para Felipe VI

Navidad con elecciones al Parlamento catalán en un día laborable;¡ todo un hito histórico en nuestro país! El discurso de Felipe VI dobló en audiencia al de pasadas ediciones, fue moderado y acabó...

Juana Rivas está en mi casa

Juana Rivas está en mi casa

  La última  vez que vi a mi madre con mi padre mis pies recorrían el pasillo de arriba abajo. Los gritos de mi padre  se confundían con los gritos de mi madre, que acabó metida en la cocina,...

El cura te bendice

El cura te bendice

Nunca ha estado la Iglesia católica a la cabeza de la vanguardia, ni siquiera cuando los conciertos de órgano de sus centros de reunión de fieles eran reproducciones y no con organista en directo....

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Para protestar contra las cotas de acogimiento de refugiados y las políticas de inmigración gubernamentales, Begoña Huarte y Mikel Zuloaga se desplazaron hasta Grecia con la intención de traer...

Renta básica, poder popular 

Renta básica, poder popular 

Begoña Arnaldes Alonso, Círculo de Sopela La renta básica siembra su germen en una sociedad que aún no está preparada para asimilarla, a pesar de que el terreno de abono se nutre de su propio...

Compartir en Menéame
ASDIC una asociación solidaria muy importante q ayuda a los más necesitados. ¡Animaros a colaborar, sólo 1€ al mes!

Carlos Floriano ha comunicado a la ciudadanía que podrá participar en la elaboración del programa del PP para las elecciones europeas a través de Twitter. Con esos  140 caracteres,  el PP elaborará un programa político a la medida de los ciudadanos y, si se quiere extender más en el tema, hasta facilita una dirección de correo electrónico en su web.
Carlos Floriano intenta, de esta manera, minimizar el impacto de la Ley de Seguridad Ciudadana que se está pergeñando en el Congreso, gracias a la cual se restringe la libertad de expresión con multas de hasta 1000 euros por faltar al respeto a sus señorías. Esteban González Pons le ha ayudado en esto porque el PP es el partido de los trabajadores y las “esperanzas”;  y les ha faltado poner nombre a la campaña: “un tuit, una ilusión”.


Henchido de orgullo ante tamaña iniciativa, Carlos Floriano ni se preocupa por la inexistencia de candidato ni, al parecer,  de programa: lo que mola son las nuevas tecnologías. Por eso las comparecencias de Rajoy ante los medios son a través de plasma.
Que la idea que tiene el PP de una Democracia participativa sea la elaboración de un programa electoral por medio de tuits dice mucho del nivel de sordera que padecen, porque tienen que verlo escrito para enterarse de lo que demandan los votantes. Ni siquiera se trata de un ejercicio de inteligencia al intentar sintetizar las necesidades de la población, que no es Mariano el que presume de leer otra cosa que no sea “Marca”; se trata de que lo único que les interesa son los votos y no los votantes porque si no, no habrían hecho falta tantas manifestaciones a favor de la ley de dependencia, de mantener las becas Erasmus o en contra de la reapertura de  Garoña por tocar temas que trata la legislación europea; con mandar un tuit al PP, problema resuelto; y nosotros sin enterarnos, oye. Por eso podemos hacer mucho por la política de inmigración, ya que Carlos Floriano y Esteban González Pons han puesto los medios a nuestro alcance: mandémos tuits cada vez que salga un caso de corrupción, o delito administrativo, se nieguen a viajar en clase turista, alternen dieta por alojamiento y casa en su condición de diputados… y sobre todo, no les votemos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información