.

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Vuelta al Antiguo Régimen con la prisión permanente revisable

Más dolorosa si cabe que la violencia de género en sus diversas manifestaciones es la utilización de las víctimas. El corte liberal del gobierno de M.Rajoy, que aprovechó la alarma social que...

Estable Arrimadas

Estable Arrimadas

Begoña Arnaldes Alonso. Inés Arrimadas dispara con bala. La fácil operación matemática que cualquiera puede poner en práctica, sumar los parlamentarios resultantes de las elecciones catalanas,...

El transcurso del tiempo para Felipe VI

El transcurso del tiempo para Felipe VI

Navidad con elecciones al Parlamento catalán en un día laborable;¡ todo un hito histórico en nuestro país! El discurso de Felipe VI dobló en audiencia al de pasadas ediciones, fue moderado y acabó...

Juana Rivas está en mi casa

Juana Rivas está en mi casa

  La última  vez que vi a mi madre con mi padre mis pies recorrían el pasillo de arriba abajo. Los gritos de mi padre  se confundían con los gritos de mi madre, que acabó metida en la cocina,...

El cura te bendice

El cura te bendice

Nunca ha estado la Iglesia católica a la cabeza de la vanguardia, ni siquiera cuando los conciertos de órgano de sus centros de reunión de fieles eran reproducciones y no con organista en directo....

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Begoña y Mikel siguen en Grecia

Para protestar contra las cotas de acogimiento de refugiados y las políticas de inmigración gubernamentales, Begoña Huarte y Mikel Zuloaga se desplazaron hasta Grecia con la intención de traer...

Renta básica, poder popular 

Renta básica, poder popular 

Begoña Arnaldes Alonso, Círculo de Sopela La renta básica siembra su germen en una sociedad que aún no está preparada para asimilarla, a pesar de que el terreno de abono se nutre de su propio...

syriza_casta
Compartir en Menéame

Los griegos, por medido de Syriza,  han decidido entrar en el laboratorio y experimentar fórmulas nuevas en esta Europa nuestra que va a regazo de países como Islandia. Será por interés político o lejanía geográfica, los islandeses decidieron hace tiempo “no hacerse cargo de los cubatas que han tomado otros”, en referencia a la casta y limitarse a abonar su café. 

La movilización social dio sus frutos, eso sí, con quitas a los productos de inversión pero respetando el ahorro familiar  y propuesta de reforma constitucional en la que se remarcaba que jamás se iba a anteponer el pago de la deuda al bienestar general de la población. ¡Dicho y hecho! Se aprobó el borrador con el voto favorable del 66% del electorado pero el gobierno se sacó de la manga una nueva mayoría para aceptar la reforma de una constitución que es un calco de la danesa: mayoría de dos tercios de la Cámara. Me suena a decreto de última hora de Rajoy.

Y es que nuestros políticos son versátiles. Sirven para cualquier cosa, excepto para elaborar un programa de gobierno y cumplirlo. Basta ver cómo el ministro José Manuel Soria es capaz de expropiar las plazas de Técnicos superiores de Turismo delegados en el extranjero para, de golpe y plumazo, elaborar un decreto en el que se carga la experiencia previa y antepone la ocupación de cargos institucionales como mérito baremable. Es decir: el gobierno no sabe dónde colocar a sus acólitos y le da una plaza en Londres a un compañero de partido con la misma facilidad que elabora una ley de amnistía fiscal para abonar solo el 1% del dinero que declaren procedente de paraísos fiscales; lo que unos llaman interés general yo lo llamo repartirse beneficios y cotas de poder a su imagen y semejanza.

Pero en ese laboratorio donde en la cuna de los helenos comenzaron las reuniones de los griegos en la plaza proclamando la “arete”, “virtud” o “excelencia” en griego, el tan denostado concepto de Democracia ha dado como resultado el hartazgo del que ha salido una opción como Syriza; suicidios, bajadas de sueldo denigrantes, profesores pidiendo un sueldo digno para vivir y reconociendo que pagan seguros privados sanitarios porque la sanidad pública ya no es de fiar. Grecia ha vendido hasta alguna de sus islas y la Troika miraba asombrada “no hay estallido, luego estas medidas se pueden aplicar a Portugal, España, Irlanda e Italia”. 

Y cambió. Cambió para siempre cuando el pueblo se dio cuenta de que la política se hace desde abajo para los de abajo; En Syriza no hay sitio para salvar al banquero que, lamentablemente, se irá al infierno sin haber devuelto lo robado. Pero ni un desahucio más, ni un suicidio ni migajas electoralistas en época de campaña. 

El gobierno de Tsipras ha dicho que se concede un plazo de dos meses para negociar la deuda griega, cuando en España llevamos casi cuatro años; y el BCE le ha retirado su apoyo. La casta que lo integra piensa que en 30 años Grecia, con o sin Syriza, estará como ahora y venden el mensaje de la irresponsabilidad de vivir por encima de sus posibilidades. ¿Quién? ¿El pueblo o la casta? Lo irresponsable es negar la oportunidad que han tenido países como Bolivia o Alemania y lo razonable es un plazo de refinanciación a 5 años con quita de más del 50% de la deuda y ampliación del plazo para amortizarla. A Alemania, por cierto, le sirvió para destruir un muro, reunificarse y construir otro a la altura de las narices para no enterarse de lo que pretende Syriza, pero es lo que tiene ser casta…

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información